25 ene. 2008

Eraintz Iriondo

Ya hablé del impresentable este en una ocasión. Es un Tomás Delgado Bartolomé, un individuo despreciable que atropelló a un chaval de noche porque iba con exceso de velocidad (su compañia de seguros lo reconoció en el juicio civil). Ahora les pide daños y perjuicios a la familia del chaval por la reparación de su cochazo.

Lo he vuelto a ver en meneame .

Y me ha vuelto a revolver las tripas

Tomás Delgado Bartolomé, es usted un ser humano despreciable, basura de la peor especie. Espero que la justicia actúe y le metan en ese agujero inmundo del que una rata así nunca debió salir.

Dicen que la web 2.0 es poderosa. A ver si es verdad

2 comentarios:

20R3Mun dijo...

Hola, Radurdín :)

Sí, la Web 2.0 es poderosa. Cuando recuerdo como comenzó esta historia...
Mi blog ha tenido miles de visitas desde meneame y gente como tú lo estáis difundiendo a traves de los vuestros. Ahora se han interesado los medios. Tiene que saberlo el máximo número de gente posible.

Gracias por ayudar a difundirlo :)

Radurdin dijo...

Gracias por tu comentario. La verdad es que es una vergüenza que una cosa así pueda pasar sin pena ni gloria. Quizá dándole la relevencia mediática suficiente ese tipo no quede impune. Desde aquí he puesto mi granito de arena. Muy pequeño, no tienes más que ver las estadísticas del blog, pero creo que este caso merece seguirse.

Un saludo