22 feb. 2007

Critica: antes de atardecer

Otra más recuperada

Hace ya unos cuantos años, escuchaba por las noches un programa de radio "Germans de LLuna" (hermanos de Luna) se llamaba. Era un programa que trataba de cine, música, libros, etc. Uno, que era un corazoncito sensible, se enamoró del programa. Las noches de verano, en mi cama, escuchando a BIllie Holliday o el Aleluya trencat, que ya no recuerdo quien era el autor (sale en shrek). En una kedada conocí a gente con la que aún me une una profunda amistad. Una de las cosas que se hacían era que cada verano se salvaba una película. Salvarla quería decir que los que escuchábamos ese programa íbamos a verla, antes de que la quitaran de cartelera. Un año fue "El secreto de la isla de las focas", y al siguiente "antes de amanecer".

Esa película me encantó en su momento. ¿Quién no hubiera querido ser Ethan Hawk, paseando por las calles de Viena con Julie Delpy? Especialmente cuando tienes 18 años que tenía yo entonces :)

Pues el pasado fin de semana me acerqué al cine a ver la segunda parte. Uno, porque le gusta el cine y ha visto ya un poco, iba con prevención, pero con ilusión. Esa película me había encantado y veía difícil que la segunda parte, "Antes de atardecer", me gustara tanto. Del cine salí... Encantado. Los personajes tienen 9 años más y han vivido mucho. El se ha casado y ha tenido un hijo, y su matrimonio va teniendo altibajos, ella va teniendo relaciones más o menos estables, pero no se decide nunca a comprometerse.. Pero los dos están marcados, y lo estarán siempre por aquella mágica noche que un día compartieron. Si en la primera película el vigor narrativo se centraba en ellos, pero no negaba la entrada en plano de otros personajes (los actores que hacían de vaca, o el camarero que les vende el vino) en esta el espectro se reduce aún menos. Una vez que la historia se centra en ellos, no los deja en ningún momento. Ambos han envejecido, y se han vuelto algo más cínicos. Me hizo gracia especialmente un momento en el que se referían a la madurez como el punto en el que uno ya no piensa que el siguiente polvo le va a cambiar la vida.

Sin embargo siguen hablando, y lo hacen sin ambages. Ella no pudo ir a la cita en viena seis meses después, y él si se presentó. Se echaron de menos una temporada, pero luego la vida debía continuar. Y lo hizo. Él se convierte en un escritor, cuyo primer libro tiene cierto éxito. En él se narra un encuentro en viena... Ella se convierte en una especialista en medio ambiente, que intenta, con sus medios cambiar el mundo. La ciudad de París pone el resto. Y un final abierto nos hace pensar si tendremos dentro de 10 años un "antes de ..." SI siguen con esa forma de hacer películas, ojalá.

2 comentarios:

eli dijo...

M'ha fet molta gràcia, després de tant de temps i per absoluta casualitat, trobar-me un germà de lluna. Bona lluna.

Radurdin dijo...

Hola Eli. Ets qui em penso o estic confós?

jo soc el David.

En tot cas un petó