14 oct. 2008

Malas rachas

No está siendo mi año, sin ningún tipo de duda. En Diciembre hará un año que se murió mi cuñado de un cáncer. A su muerte, ya de por sí triste, se le une el dolor de mi mujer, sus padres y su mujer, a los que quiero mucho. Su mujer reconstruirá su vida (tiene una niña y está obligada a mirar adelante), aunque seguramente tardará, pero los padres han quedado inconsolables, y mi mujer también, porque estaba muy unida a su hermano.

Los primeros meses de 2008 han sido bastante duros, y en verano parecía que la cosa iba mejorando. Mi mujer se había quedado embarazada después de un año de intentos. Nos ilusionamos, quisimos rehacer la vida de ahí en adelante, borrón y cuenta nueva. Sin embargo el destino es cruel alguas veces. Cuando volvimos de las vacaciones pésimas que ya he contado, teníamos la primera eco. El Resultado fue malo, tenía un embarazo molar, que había que eliminar porque el feto era completamente inviable. Para resumir, que le tuvieron que hacer un raspado a mi mujer, con el consiguiente dolor, tanto físico como mental que conlleva esto. Además, se tiene que hacer controles cada 15 días, porque ese tipo de embarazo tiene asociada una enfermedad que puede derivar en cáncer, y hay que controlarlo. Tampoco se puede quedar embarazada durante un año.

Y, para colmo de males, a mi me han invitado a irme en la empresa en la que trabajaba. Técnicamente se han portado impecablemente, me han dado lo que tocaba, con los días que me correspondía, etc, pero me siento decepcionado. Además, el mercado laboral no está boyante precisamente...

Hoy me he levantado con mi mujer, a pesar de que no tengo que ir a trabajar, la he acompañado al autobús y me he ido al gimnasio. Mientras me machacaba me he puesto el mp3 (cutre cutre, pero al gimnasio no me llevo el ipod con lo que sudo) y ha sonado Freddie Mercury.

It's a beautiful day
The sun is shining
I feel good
And no-one's gonna stop me now, oh yeah

It's a beautiful day
I fell good, I fell right
And no-one, no-one's gonna stop me now
Mama

Sometimes I fell so sad, so sad, so bad
But no-one's gonna stop me now, no-one
It's hopeless - so hopeless to even try


Algo ha cambiado en mí. Sometimes I also feel so sad. Pero hay en esta vida cosas muy bonitas por lo que vale la pena vivirla con alegría con la gente a la que quieres. O sea que adelante ya por ellos, que son pocos y cobardes.

Gemma te quiero.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me has dejado de piedra David. No me lo esperaba. Lo siento. Iba a llamarte, pero el móvil que tengo tuyo es el de la empresa. Llámame si quieres y vamos a tomar un café y charlamos. Un saludo. Carlos.