30 abr. 2012

Crítica: Los juegos del Hambre


Reinauguro este pantano con una nueva crítica de cine. Que la película no sea muy buena no es culpa mía, lo poco que puedo hacer para remediarlo es que la crítica sea amena. Vamos allá.
Bien, la película se llama “los juegos del Hambre” Como todo el mundo habrá visto los trailers y similares, no hay demasiado que explicar, pero no me resisto a dar una pinceladas. La película es una distopía, ambientada en un futuro no muy lejano. Por lo que he visto por ahí, parece ser que el lugar son los estados unidos, pero dejando de lado una cierta semejanza en al capitolio, no es mencionado explícitamente.
Bien, en este futuro cercano, 12 distritos (si son los USA, ¿por qué no hablan de estados?) se rebelan contra el gobierno central, y se produce una guerra civil. Cuando son subyugadas, se condena a estos distritos a ofrecer cada año a dos jóvenes, para una especie de Gran Hermano macabro, donde sólo queda un superviviente.
No he tenido ocasión de leer la novela de la que surge la película, pero a priori el argumento puede resultar interesante (no obstante los comentarios que me han llegado no son muy buenos). Se puede ver una sociedad decadente, que disfruta con el sufrimiento de una parte de su país, en nombre de una guerra  sucedida hace 74 años. Entre el lujo y el derroche, los distritos se vuelven locos por un poco de pan, y comen ardillas. La gente se muere de hambre, y una de las pocas salidas que quedan es ganar en esos juegos (en alguno distritos se preparan específicamente para ello).
Con todos los peros que se le pueden poner a la película y que ahora enumeraré:
Una cosa, señores publicistas y periodistas, hagan el puñetero favor de no comparar más esta película con la mierda de Crepúsculo. La lucha por la supervivencia, la generosidad del sacrificio en lugar de un ser amado, la repugnancia por una sociedad enferma, no tiene nada que ver con el encoñamiento de una niñata con un colmillos (que además brilla) y/o/con un perro. Vale que “Los juegos del hambre” no es una obra maestra, pero en cuanto a historia se refiere dista años luz de ese engendro que jamás debió filmarse.
Al lío.
El guión: Lamentablemente, a pesar de lo comentado sobre la distopía, se hace poca incidencia en ella. Las dudas morales que deberían asaltar a los contendientes en el concurso,  son un buen recurso dramático, y está muy poco aprovechado. Tampoco se hace hincapié en esa sociedad enferma, nadie de la jerarquía tiene dilemas morales, no se ve ninguna oposición (unos simples manifestantes protestando en la presentación del concurso hubiera bastado). Por cierto, soy consciente de que la protagonista es del distrito 12, por lo que ese numero tiene que estar (y por 2, porque sino la historia romántica no existe), pero poner a 24 personajes que se tienen que matar entre ellos, aniquila la historia. No hay tiempo de desarrollar a los personajes, no hay tiempo de verlos. Son carne de cañón que desaparece rápido. Yo quizá hubiera cogido a 5 distritos (el 3, 7, 9, 11,12) y listos. Sale el 12, pero así no te cepillas el dramatismo. Porque recordemos que son niños entre 12 y 18 años, que deben matarse entre ellos. Un pelín de dramatismo hubiera sido interesante.
Actores: En cuanto a los protagonista, ella me parece correcta (con las limitaciones inherentes a la juventud, y lo poco lucido del papel) y él me genera dudas (que el personaje oscile entre el bien y el mal me parece correcto, pero no me lo creo ni como malo ni como bueno). . Los personajes secundarios son quizá demasiado maniqueos (o buenos o malos) y muy lineales (con la excepción del que interpreta Woody Harrelson).
Técnicamente: En ese aspecto es impecable. La recreación de los dos mundos está muy conseguida (ignoro si en el libro el mundo de los ricos es tan extremo) y su contraposición funciona. Incluso el uso de ciertos recursos técnicos (la cámara vibra cuando se asiste al sorteo cuando el punto de vista es el de los pobres, y está estable cuando el punto de vista es el de la jerarquía) hace pensar que el realizador es como mínimo competente. 

En resumen, que no es una palícula excelente, que podría haberse hecho mejor, yq ue le falta profundidad, pero que viendo muchas de las películas de acción que se ruedan últimamente (especialmente las dedicadas al publico juvenil),  al menos cumple.

No hay comentarios: