26 mar. 2007

Crítica: Un buen año

Cuando uno ha hecho cosas maravillosas como "Alien", tiene el techo demasiado alto. Lo ideal es que uno se retire en la cima, con una obra maestra de ese calibre. Si decide seguir, la dificultad de hacer una obra maestra como Blade Runner después es ínfima, pero se da. Ahí si es el punto para retirarse. Sin embargo la gente tiene la mala costumbre de querer dar de comr a su familia, por lo que sigue trabajando.

A partir de ahí todo es ya cuesta abajo. No obstante se pueden hacer todavía películas más o menos decentes. Sin embarog un mal día Scott conoció a Russel Crowe, uno de los peores actores de la actualidad (para mi gusto). Hizo un peplum que no era del todo malo (Gladiator).

No obstante, y para desgracia de los espectadores se han vuelto a reencontrar. Si Crowe es algo creíble como broker no lo es en absoluto como vinatero. La historia es previsible, el guion malo, y el desenlace obvio (y nada creible).

Técnicamente esta bien resuelta, pero es tipo pataki. Muy bien por fuera, pero nada por dentro.

Nota 3 sobre 10

No hay comentarios: