17 sept. 2006

Des-concierto

Buenas. Hoy el día está resultando especialmente prolijo... A lo que íbamos.

Ayer tuve la ocasión de ir al concierto de la oreja de van Gogh en Barcelona. Hará unos diez días estuve en el concierto de Ana Torroja en Barcelona también. Esto es una reflexion al respecto (cualquiera que piense que nada de eso es música pues vale, no dejan de tener razón,pero no voy a hablar de música exactamente).

Los dos conciertos se perpetraron en el Palau Sant Jordi, y aquí acaban los parecidos. La media de edad en ambos rondaba los treinta y pico, pero en el caso de la ex de mecano era porque la media era bstante uniforme, en el caso de la orjeja de van gogh, la dispersión era mucho mayor (padees y abuelos de adolescentes contribuían a ello). La verdad que el poso que me dejó Ana Torroja fue bastante mejor que el de la Oreja. ¿por qué?

- Porque el dominio del escenario, de los tiempos, del espacio, del movimiento era increíblemente mejor.

-Porque la escenografía de la oreja de Van Gogh era muy pobre, francamente mejorable.

- Porque la conexión con el público (al menos conimgo y con mi novia) fue mucho mayor con las canciones de Mecano. Uno tiene la impresión de que han calado tanto sin que te des cuenta en tu inconsciente, que se te pone la gallina en piel (johann dixit) cuando oyes a 15.000 personas cantar hijo de la luna, o cruz de navajas.

- Porque la impresión que me dio es que la Torroja disfrutó con lo que estaba haciendo (hasta cuando tuvo unos problemas técnicos cantó a capela "El mapa"), y en cambio con la oreja de Van gogh tuve la sensación de que estaban haciendo un puro trámite, como un oficinista cansado que tiene ganas de plegar.

Me pregunto si en 15 años más (si aguantan) la oreja de van gogh será capaz de comunicar lo que nos comunicó una chiquita menuda cuando nos dijo que no se podía levantar. Les deseo que sí.

No hay comentarios: