17 sept. 2006

El capitán Alatriste

No hay buen Blogger que no haya comentado esta película, por lo que no puedo dejar de unirme al coro. En primer lugar y aunque pueda parecer un sacrilegio, a mí me ha gustado.

Quizá el problema que ha tenido esta película sea similar al que tuvo el señor de los anillos cuando se estrenó. La gente que había leido los libros esperaba demasiado, y la gente que no los había leído no entendía la mitad de las cosas (un dos tres responda otra vez, por ejemplo mi novia).

Alatriste tiene un espíritu propio, peculiar, del que están impregnados sus libros, y creo que la película ha conseguido captar. El "cuenta lo que fuimos" resume bien la época de grandeza y de miserias de la que estamos hablando. Con un tesoro en el que el oro y la plata entraban a raudales, y salían con la misma velocidad para enriquecer a los petrimetres de la corte, esa España se dfendía, sólo salvada por el coraje de unos pocos valientes. Gente acostumbrada a matar y a morir, a la que el lado del que cayera la moneda era lo de menos (ya que lo hablamos, el personaje habitual de Pérez reverte, por otro lado)

La película resume bien ese ambiente: un país en manos de la inquisición, y un valido ebrio de poder que intentó varias jugadas, unas con un buen resultado (Catalunya - Guerra dels segadors ) y otras con malo (Portugal- Indeoendencia del reino). Un rey pusilánime y una corte en la que las intrigas se sucedían, y en la que hasta los mendigos se las daban de hijosdalgo (eso ha quedado en españa con la conocida titulitis de que sufre este país).

Desde el punto de vista técnico la película está bien concebida. Las peleas duran poco, pero es que en esa época las peleas duraban poco, ya que eran peleas a muerte, y se trataba de sacarse de encima al otro antes de que te la clavara a tí. No estamos hablando de duelos tipo yo-te-disparo-una-vez tu-me-disparas-a-mi y si no nos damos cada uno para su casa. Eran peleas sucias, de sangre.

Los actores en general tienen bien cogido su papel, especialmente el capitán. Aunque tenía mis dudas con Alex Ugalde en el papel de Iñigo, creo que sinceramente lo hace bien. Elena Anaya encarna bien a esa Angélica de Alquezar, por la que los hombres pueden (y deben) morir.

O sea que en general me ha gustado la película, ¿Vale?

No hay comentarios: